Básicamente, porque es epatante sin resultar recargada, queda muy bien con pantalones negros y tiene varias referencias de moda que nos chiflan María José Pérez Méndez @_MariaJosePerez — Hablar de Penélope Cruz los últimos meses es hablar, inevitablemente, de Donatella Versace. La mimetización entre actriz y diseñadora en la segunda temporada de American Crime Story es absoluta, quizás consecuencia inevitable de interpretar el nacimiento de un personaje, de un mito. Uno en el que la moda y los looks  cobran, como no podía ser de otro modo, una trascendencia casi brutal. Fue, además, un momento en el que la marca se enfrentaba a una diatriba expuesta con especial cuidado en el segundo capítulo: Donatella cree que las creaciones de Versace deben ser un poco más accesibles para el gran público; Gianni opina que un diseño es un diseño, y eso implicaba un barroquismo al que no quería renunciar. De hecho, no lo hizo ni para el diseño de la novia que cerró su última propuesta de prêt-à-porter, una que llevaba cruces bizantinas. Y el repaso a estos factores son necesarios, porque son los que explican el flechazo que hemos tenido con la camiseta de Versace que Penélope ha lucido recientemente.

 

La actriz ha acudido a un acto en Madrid con un total look negro en el que es inevitable atisbar referencias no solo a la casa de moda italiana, sino a la propia hermana de Gianni. Los pantalones negros ajustados, las botas de tacón, la chaqueta estructurada que potencia la fuerza de la silueta. Todo habla de un empoderamiento que, salvando las distancias, Donatella comenzó a hacer suyo tras el vestido corsé que lució en la Gala MET de 1993. Pero lo que hasta aquí nos ha traído es la camiseta de la firma, que además de toda la carga (estética y semántica) que contiene, tiene una vis práctica que habla de looks diarios. Vaya, que resulta epatante sin sobrecargar y, además, se antoja perfecta para llevar tanto con vaqueros como con pantalones sastre, o con cualquier otra pieza que se le quiera yuxtaponer. Sí, es muy, pero que muy versátil, y eso nos chifla… Aunque ahí no termina todo.Hay una última referencia que facilita todavía más el enamoramiento, y es a Christian Lacroix. Concretamente, a la sudadera negra con una cruz de pedrería que fue inmortalizada en la primera portada de Anna Wintour en Vogue USA, el número de noviembre de 1988. A poco que se conozca (más o menos) la historia de la cabecera, se sabrá que esa moda causó un gran revuelo al ser de las primeras que mezclaba la Alta Costura con el street wear, dos vocaciones aparentemente opuestas; justo lo que sucede en la camiseta de Versace lucida por Penélope. Que esa portada se publicase el mismo año en el que nació Vogue España, que se recupere justo cuando el mundo de la moda comienza a preguntarse cuál será el estado de este universo si Wintour se marcha (suceda eso cuando suceda); que todo esto coincida con el homenaje que Donatella ha realizado en la colección de otoño-invierno 2018/2019 al trabajo de finales de los 80 y principios de los 90 de Gianni y que la serie con la que se arrancaba esté cosechando buenas críticas es la cuadratura del círculo. Las conexiones cósmicas siempre nos han gustado.

FUENTE  VOGUE ESPAÑA
Ingredientes: El zumo de 1/2 naranja sanguina El zumo de 1/2 lima 30 gramos de Vodka 8 hojas de menta 60 gramos de cerveza de jengibre, fría Champán, frío

 

En una copa de cocktail, poner el zumo de la naranja sanguina, el zumo de la lima y el Vodka. Añadir la cerveza de jengibre y dejar para la parte superior, el champán. *Opcional: adornar con una rodaja de naranja y menta fresca. ¡Y a beber!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Las bloggers apuestan por lo práctico y rescatan la Bolsa Red del verdulero de nuestras madres  y abuelas ( no hay nada mejor que las buenas costumbres) , una bolsa que  se usa para ir al mercado a por naranjas y está ganando adeptas con todas las fashionistas …

María Bernad – Instagram

Ya el verano pasado, se coló un referente de nuestra infancia (no sólo como juguete), inundando todos los timeline y las pasarelas, de PVC,  cestas de todos los colores : el ” Jelly Bag ” 

Little Jayden con su #sunjellies basket – Photo @emkrizman

Ultra baratos, estilosos  y sorprendentemente nos robó el corazón y consiguió desbancar a la mítica cesta de rafia o bambú que se encontraba en la cresta de la ola. Este año promete hacer lo mismo. Efectivamente, el bolso red se vuelve a llevar convirtiéndose en el bolso del momento…

 

GuardarGuardar

por

En:Divagaciones

Comentarios desactivados en Tendencias – Bolso Bambú

Sassa de Osma se ha convertido en la novia de la temporada !!! A pesar de la espantada de royals a última hora (no fue ningún miembro de la familia Casiraghi), la princesa de los Andes protagonizó una boda de varios días. En la fiesta pre-boda , pudimos ver a una invitada con nuestro favorito de esta temporada, el Bolso de Bambú…

Lo tenemos en varios colores , y a diferencia de otros modelos el nuestro viene con una práctica bolsa interior , para que no pierdas nada en el interior …

PVP 69,99 €

PVP 69,99 €

PVP 69,99 €

 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

por

En:Inspiración

Comentarios desactivados en Vestido de invitada de Tamara Falcó . . .

Ya imaginábamos lo que iba a dar de sí la boda de Alessandra de Osma. Porque mientras ella disfruta ya de su luna de miel, nosotras seguimos mirando una y otra vez (y analizando) los looks de las invitadas. Ya te desvelamos la firma del diseño de una de ellas, la que acompañaba a los niños de arras. Sin duda ese fue nuestro favorito.

Pero es que en la cena y posterior fiesta, también nos quedamos enamoradas del vestido de Tamara Falcó. Totalmente diseño de alfombra roja, palabra de honor en rosa empolvado con detalle de los volantes en el escote. Una maravilla.

Lo firma una marca española que tiene 65 años de trabajo a sus espaldas: Tot Hom. No es la primera vez que Tamara elige vestidos de esta firma, que tiene varias líneas, entre ellas una que se llama ‘Alta Costura’ a la que pertenece este modelo en concreto.

Detrás de Tot-Hom, está su creadora, Marta Rota, que fundó su firma con solo 14 años, con el deseo de fusionar el trabajo de los talleres de costura de los años 50 y 60, el ‘prêt-à-porter’ y la Alta Costura. Abrió su primera tienda taller de la calle Balmes, en Barcelona, en la década de los 60, y allí diseñaba vestidos de novia, de noche o de cóctel, y chaquetas sastre que son desde siempre su punto fuerte.

En la actualidad tiene tres tiendas en Barcelona (una de ellas outlet), otra en Madrid y dos ¡en Japón! Trabaja mano a mano con su hija Alejandra Osés, que es la responsable de la colección más joven, Línea A.

Sin duda una gran historia, y sobre todo muchísima experiencia y talento.

 

TEXTO  : Paula Llanos  para ELLE España 

FOTOS  : Gtresonline